Home / Escuela Profética / Cambio de sacerdocio

  • Alexandra Quesada de Guila
  • 16 Views
  • 0 Comment
  • Escuela Profética - Profecía - Sacerdocio -

CAMBIO DE SACERDOCIO #6-7

Descarga en PDF

INTRODUCCIÓN:   Proyección profética  de este tiempo.

Una proyección profética de los tiempos que vivimos le irá introduciendo en el mover profético:

Lo profético se aprende.  Ver proféticamente es también el desarrollo de una  aptitud y no solo un llamado de Dios.  La semilla fue sembrada en nosotros por el Espíritu Santo.  Pero el sobreedificar como dijo Pablo es tarea nuestra.

Cuando Jesucristo vino a nosotros lo primero que hizo fue iniciar el desarrollo de lo espiritual en cada uno. El desarrollo por tanto de nuestro espíritu será prioridad para que nuestra alma y cuerpo no sea quien gobierne.  Así viviremos lo humano o natural sin ser presas de los sentires que vayan en contra de lo que Dios establece.

En este tiempo que vivimos debemos aprender a  ver lo que a simple vista no se ve.  Nuestros oídos deben ser entrenados para aprender a  oír a Dios y así lo que oigamos en el mundo natural no nos desfasará o amedrentará.  Es en el espíritu del hombre donde se genera la transformación de todo ser humano, para poder así, no seguir caminando de acuerdo a los tiempos naturales  sino a los tiempos de Dios.

Cuando usted piensa en un profeta piense como Dios  piensa de ellos.   Dios establece a los profetas como puentes beneficiadores de su Gloria a las gentes en todas las naciones.

Cuando pensamos en lo profético tenemos tres ilustraciones para compararlo:

  1. Brújula: En las manos de Dios para dar rumbo exacto y norte a la Iglesia.
  2. Reloj:   Que marca un tiempo muy diferente al tiempo natural.
  3. Agenda:   Que es muy diferente a los calendarios de los hombres.

Por tanto todos nuestros sentidos deben ser entrenados en lo espiritual,   así lo establece la Palabra de Dios en Hebreos. Teniendo ejercitados los sentidos,  esto nos dará la garantía de que al seguir viviendo en este mundo natural,  lo que se ve y se oye no nos seducirá.  Nuestros ojos deben crear visión para que vean lo que Dios dice y no lo que lo natural muestra.

Tienes que aprender a  filtrar  lo que ves.   Esto es lo que se ve,  ejemplo; diciendo: “pero Dios me ha dicho esto, lo otro y aquello así es que estoy filtrando lo que es de Dios y lo que es natural”.

Filtrar es aprender a aceptar y a  desechar.

Me dejo Influenciar, dominar, gobernar por lo que mi Padre y Señor me dice, no por lo que el mundo natural me dicta.   Por eso entreno en la Palabra todos mis sentidos para que ellos no me gobiernen.

Lo profético en una sola palabra es todo lo Sobrenatural de Dios.  De los  cinco ministerios, Dios les dio a los profetas la llave para que active y desate lo Sobrenatural en su cuerpo.  Sobrenaturalidad es poner sobre lo humano o natural lo Divino de Dios en todo campo de su vida.

Dios estableció desde siempre la sobrenaturalidad para todos sus hijos,  pero muchos pensadores,  racionalistas sacaron del mapa de Dios,  esto. Y muchos los siguieron.

Desecharon a los apóstoles y a los profetas e institucionalizaron dos ministerios: el pastor y el evangelista.  Mil ochocientos cincuenta años sin brújula, sin lámpara, sin visión, donde la Iglesia en general aprendió demasiado pero muy poco captó, tocó y vivió lo sobrenatural.

¡Qué bueno que el propósito del Señor no se pierde y lo que Él dice es!.  Por tanto dentro de pequeños remanentes se veía lo profético y ello comenzó de nuevo a resurgir.

Es posible que más de uno se  pregunte al igual que lo hizo Gedeón:

¿Pero dónde está el Poder Jehová?

¿Dónde está ese poder del cual nos hablaron nuestros padres?

Ese poder se perdió en una alteración  de  diseño.   Cuando se altera el diseño divino el poder se pierde.    El diseño es y siempre ha sido  lo apostólico y lo profético.

Pero como Él no desecha la obra de sus manos  y mucho menos su propósito,  levanta de tiempo en tiempo personas para avivar una verdad y así activarla en medio de su pueblo.  Así que ya llevamos unos dos siglos y más de estar viendo vislumbres cada vez mayores de la devolución de lo profético o de lo sobrenatural.

Cuando la religión tomó el control sobrenatural se marchó, es decir;  la profecía se marchó y lo sobrenatural cesó. (Y eso pasó por siglos de siglos)

Cuando una persona o Iglesia comienza a caminar con Dios dentro de una perspectiva profética entonces todo su juicio es afectado. ¿Cómo es afectado nuestro juicio?   Aprende a NO ver las cosas como todos los demás las ven. Ya no interpreta los acontecimientos y los tiempos basados en lo natural ni en cómo lo ve la mayoría.

Lo lamentable es que muchos en la iglesia no entran en esta dimensión profética.

Verá usted a muchos con un pensamiento tan acomodado a  este mundo que sin irse de la Iglesia ni estar en pecados sostenidos,  son muy naturales.  Todo lo piensa y perciben solamente dentro del mundo natural,  así es que solo creen a lo que ven sus ojos y a lo que oyen sus oídos.   Así  es como consideran si algo es verdad o falso dentro de lo natural únicamente.

En lo opuesto;  nosotros vamos a desarrollar una enorme ventaja sobre este tipo de gente aunque atravesemos las mismas situaciones de ellos.

Creen que si así les está yendo en sus vidas es que todo va de mal en peor, más nosotros creemos que es necesario eso, que si Dios lo permite es    porque nos  debe ser añadido  lo que todavía no somos ni tenemos en él. Debemos de eliminar algo en nosotros y producir lo que todavía no tenemos.

Por supuesto que de Las Sagradas Escrituras saco esto que les digo.  Ya que absolutamente todo lo que tiene que ver con profecía debe tener  su arraigo   o fundamento en la Palabra de Dios por algo lo dice Pedro; que la palabra profética más segura es la escrita.

Todo esto que le he venido diciendo es parte de la proyección profética para estos tiempos es la introducción que traigo antes de iniciar el tema.

A inicios de los años setenta se da una gran apertura a todo lo profético.   Este tiempo no fue discernido correctamente ni por el liderazgo pastoral de la Iglesia ni por los profetas,  ya que estos hicieron lo incorrecto con el manejo de la profecía según Dios.

Debido a una lluvia de vaticinios de terror, de predicciones apocalípticas,  de anuncios de este o aquella será tu esposo,  de a tal y cual líder lo cortará el Señor con el aliento de su boca,  y cosas por estilo.  Con toda razón los pastores de la iglesia decidieron que lo profético debía ser echado y extirpado de la Iglesia ya que solo mal traía y no bien.

¿Qué aprendemos aquí nosotros?

Que todo lo profético sin el don de discernimiento en acción,  daña y mata.

¿Y cómo lo desarrollo hermana?    Búsquelo y pídalo al Espíritu Santo con insistencia.  Mantenga   una creciente relación personal con el dador del don  que es el Espíritu Santo. Conviértase en un hambriento del estudio de la Palabra de Dios.  Sea muy versado en ella.

Volviendo al error profético de los años setenta;  llovían profecías falsas por doquier.  Por ende vuelve la Iglesia a entrar en un oscurantismo, porque sin profecía el pueblo se pierde. Y volvió a quedar el grueso de la Iglesia sin la lámpara de Dios.

Por dicha siempre hay un pequeño remanente que hace y permanece en la visión y diseño divino y las vislumbres  no se apagaron del todo sino que se fortalecieron.  El auge de las lenguas del  Espíritu fluyó  como manantiales y muchos las valoraron más,  otros se ensañaron y dijeron que eso era para un tiempo pasado no para el presente.

Iglesia, si quieres un fluir de lo sobrenatural métete como nunca en las lenguas, habla  mucho en lenguas.  Ellas son lo único que el enemigo no puede entender.  Mientras hablamos en lenguas nos edificamos y lo que hace nuestro espíritu es transportar inmediatamente todo a Dios.

Sin oposición.  Las lenguas nos dan aliento cuando estamos cansados y aburridos de orar por equis causa o persona y nada cambia o sucede.  Ellas llevan sin oposición repito,  todo a nuestro Padre y Señor.

Te sorprenderás luego de concentrarte en las lenguas de seguir en ellas,  lo que dirías en español luego de hablarlas.  Verás como oraciones que nunca trajeron respuesta, la traerán ahora.   No te estoy diciendo que solo hables en lenguas pero ojalá hablemos más en ellas.

Le recuerdo que todo debe ir amalgamado a otras disciplinas como la adoración, oración, estudio bíblico y sobretodo la aplicación a lo que aprendes.

Para finalizar nuestra introducción a la proyección profética de nuestros tiempos,  veamos cómo está el panorama mundial:

Todo lo que se ve es desestabilización y crisis,  esto para un creyente  carnal y  natural.    En todo campo social donde usted se centre  todo es crisis. Crisis de valores,  crisis familiar,  crisis en la economía,  crisis en la medicina,  crisis en el Medio Ambiente,  crisis en la educación;  todo pende de un fundamento de arena.

La situación es muy difícil.    Es muy difícil criar hijos morales en un tiempo tan amoral.  Muy difícil la educación anti Dios que se enseña desde la preparatoria en adelante,  donde se le pone una ley mordaza a todo lo que es Dios en el sistema educativo.

Es muy difícil donde están formando a sus hijos y a sus nietos,  en  un sistema donde todo lo malo es normal y bueno y todo lo bueno es ridículo y obsoleto. Están formando generaciones que no reconozcan a Dios como Creador de todo y mucho menos como Señor.

Mentalidades anárquicas ante Dios es lo que pretenden y están ya en acción, en cuanto al   sistema de educación tanto nacional como global.

Le digo todo esto porque si usted y yo no salimos de la mentalidad natural,  todo   ello te ahogará.   No verás salidas y solamente te quedará  unírteles a ellos en su sistema de pensamiento.  Israel lo vivió.

Israel de tiempo en tiempo se daba licencia para abandonar a Dios.  Se daba licencia para vivir temporalmente fuera de pacto.  Por su elección entraba toda la nación en situaciones gravísimas. Ellos se cansaban de ser tan moralistas,   tan monoteístas  y  adoptaban todo el pensamiento anti Dios al igual que hoy día se vive en algunos lamentablemente.

Una iglesia natural le  doy sus actitudes:    es  una iglesia que teme, que tiembla,  que se preocupa,  que se desalienta,  que se aburre,   que coquetea con el pecado,  en fin…

Luego de   este   proceder que duraba años,   entraban en angustias terribles  y en males de toda índole;  entonces clamaban a Jehová y volvían a Él.   Vemos muchos ejemplos de la apostasía de Israel y una a resaltarles fue,  los años de sequía en todo sentido en los tiempos de Elías.   Así como estaba la tierra estaba Israel por dentro.  Seco.  Sin vida.

Pero lo profético está para traer vida,  lluvia,  frescura y volver el corazón del pueblo a Dios.   Lo profético está para direccionar al que se perdió,  al que se desenfocó.   Lo profético reforma y crea lo nuevo,   derribando los viejos dioses y patrones de conducta  anti Dios en el corazón del ser humano.

Eso y mucho más es por lo que en medio de estos tiempos que se viven, usted y yo debemos enfocarnos en lo correcto de Dios para no sucumbir como lo hacen muchos y poder vivir para Dios,  para ser la luz y la sal a la tierra.

Dios levanta profetas y un pueblo profético para que haga algo, para que haga cambios al respecto.   Para eso nos llama,  elige,  entrena,  capacita, perdona,  desarrolla,  para hacer su   obra en medio del vacío y del desorden   como pasó en la creación posterior a la primera.

CAMBIO DE SACERDOCIO

I Samuel 2: 30- 33  30 Yo les había prometido a tu familia y a tus antepasados que siempre serían mis sacerdotes. Pero ya no será así. Yo aprecio a los que me aprecian, pero desprecio a los que me desprecian. 31-33 Viene el día en que toda tu familia perderá importancia; ninguno de tus hijos llegará a viejo. Los pocos que queden como sacerdotes te harán sufrir mucho y también morirán jóvenes. Y tú serás testigo del bien que haré a mi pueblo”.

Dios envió un mensajero para que le hablara a Elí.  Elí es el hombre que representa la vida espiritual de todo Israel en ese momento.  Sus hijos hicieron lo malo delante de los ojos de Dios y este no los estorbó,  a pesar de que el Señor muy constantemente le llamaba la atención para que hiciera algo al respecto.

Llega un momento en que Dios ya no pasará más por alto una cosa y comenzara a actuar.     Uno ha oído a gente decir cosas como: “hice esto y aquello,  y nada me pasó.   ¡Bendito Dios! Creo entonces que no es malo como dicen algunos.”  Cuidado, cuando te llegue la cuenta tendrás que pagar y completo.  Esto pasó con Elí y toda su casa presente y todas sus generaciones  que ni soñaban nacer.  Cortó toda la casa de Elí.

Dios había hecho planes para Elí y toda su descendencia.  Esto me habla de un principio profético. Él quiere lo mejor para tu vida pero si tú no encajas en su propósito, entonces Él se retira, se va de ti.

Los padres aquí en la tierra algunos saben de esto.  ¿Cuántos planes,  sueños, esfuerzo para sus hijos, mientras crecen; pero algunos hijos deciden darle la espalda a todo ello, aludiendo que no son sus planes o deseos?    Usted quería otra cosa para ellos; asimismo Dios.  Hay hijos que le dicen a usted como a Dios:    “Gracias pero no me interesa”.

Cuando nos encontramos con esto lo que hay que entender es que si alguien no le sirve a Dios; Él siempre tendrá otro que si le sirva.   Si alguien no le cree,  Él encontrará a otro que si le crea.

Si Dios viene formando aquí  gente profética para que generaciones de aquí mismo se  levanten en visión profética, ustedes no lo hacen; pues Dios se buscará otro ministerio que si lo hará.

El Señor Jesús envío a sus discípulos de dos en dos, de pueblo en pueblo a llevarles a las gentes una palabra  del Reino.   Y les dijo: “A los que los reciban   pues esto y, a los que no los reciban pues esto otro”.  En otras palabras les estaba diciendo cuan claro estaba Él,  de que habría gente que aceptaría y gente que no.  La elección siempre será nuestra no de Dios.

Nos ha elegido,  pero si no calzamos, Él se suscitará otro.  Esto no lo hizo solo con  Elí,  sino muchas veces más.

Ejemplo máximo de esto que les digo es el pueblo de Israel.  Por supuesto que debemos bendecirlos, por supuesto que es el pueblo elegido por Dios para hacerse presente en la tierra, pero ellos al no encajar en el diseño divino; Dios se buscó otro pueblo; usted y yo.   El pueblo gentil, el olivo injertado en el olivo real, natural como dice Pablo,  el desprecio de unos vino a ser la bendición de otros.

Si nosotros dejamos pasar nuestro momento pues entonces Dios levantará a otros que si fluyan proféticamente y lleven el destino profético a familias, ciudades, naciones en todo campo.  Que su Reino se evidencie, establezca y marche.

Volviendo a Eli nos preguntamos: ¿Por qué Dios se ensaña tanto con él?  Porque  Dios te llama, elige, unge y levanta para  hacer algo  para Él.   Ese algo son las gentes y las naciones de toda la tierra.

Si usted está viviendo en Costa Rica pero no es tico,  su asignación en Dios está aquí.  No solo en su casa, sino en toda la nación.  Si nosotros somos ticos, tenemos la responsabilidad de combatir por este país en el mundo  espiritual.

Como anteriormente dije, los espíritus de Grecia y de Persia persisten. No podemos seguir viendo y creyendo que lo no apto que pase en los ministerios de la República los originan los hombres y las mujeres de gobierno.

Es el  culto a la razón antes que a Dios, antes que a los valores y lo moral en la familia, en la educación, en la empresa privada, en el comercio,  en todo el culto a la avaricia y a la codicia, yo y mi familia ante todo,  y al resto del pueblo  que lo parta un rayo; todo eso y más  no es por   personas sino por influencias de esos principados territoriales.

Gracias a que Elí  no hizo lo que tenía que hacer, toda la nación comenzó entonces  a ver a sus hijos, y como Onni y Fines no procedieron tampoco nada bien,  toda la nación dejó de creer en la parte espiritual.  Y como todo Israel dejó de creer, cayó entonces en medio de la creencia de lo espiritual ilegal.

Enfóquese en usted, su familia y la nación.  Le ilustro con la historia para que se vea usted y todas sus generaciones haciendo lo correcto y no haga como Elí.

Lo que le quiero impartir es que nosotros tenemos que guardar un testimonio tan vivo y real en esta tierra;  que las gentes tengan que decir de nosotros:

“Me puedo burlar porque son un tren de fanáticos, gente extremista, que creemos que son sus esfuerzos e ideas una pérdida de tiempo, pero, no puedo dejar de concederles el crédito de cómo ellos viven bien.   Sus hijos viven bien, son gente saludable y no enfermiza,   son gente tan longeva y con calidad de vida, no solo años encima, son gente prosperada económicamente. Hay un no sé qué, que los asiste, que no podemos explicarnos, es evidente que reaccionan ante   las crisis  y situaciones sin miedo, con toda fe, calma, esperanza, no tiemblan”.

¡Es tiempo de oír a la gente hablar de nosotros as!.

Pero muchos  hoy no son todavía así.   Faraón puso a temblar a todo el mundo.    Su meta era exterminar por completo a Israel para que no siguieran multiplicándose.  Nosotros debemos seguir multiplicándonos en fe, en esperanza, en esfuerzo,  en sabiduría,  en poder de Dios,  en generaciones de Reino;   aunque Faraón siga amenazando.

Dios tiene Iglesia, una agenda para esta nación. Y es traer a través de nosotros las evidencias de lo Sobrenatural, por eso Faraón;  o sea  el sistema;  quiere matar el esperma  para que no venga lo sobrenatural  para que no se produzca.

Su agenda está en nosotros su Iglesia;  somos su evidencia y lo profético está para que esto se realice.  Pero hay oposición y no siempre de afuera para  dentro;  sino a la inversa.

Lo vemos dentro del  mismo pueblo de  Israel,   la oposición la trabajaron las tinieblas de Israel contra Moisés ante todo.

Pero como Dios siempre cuenta con algunos que se adaptan a su plan por testimonio de ellos; los de afuera, los egipcios se encargaron de dar testimonio. “Faraón,  es que esta gente es  fuerte, es poderosa, dan a luz antes que lleguemos”

Afuera Iglesia se debe escuchar siempre la voz y el eco de gente que diga de nosotros para Gloria de Dios: “estos cristianos tienen hijos ordenados, matrimonios ordenados, economía ordenada, salud envidiable, ¡ese grito debe volver a oírse!

Pero para todo esto se tiene que vivir metido en el rió de Dios de donde fluye lo sobrenatural.  Allí debe ser nuestro terreno. Vivir allí, plantados junto a corrientes de aguas,  que da su fruto a su tiempo;  a su tiempo, no al nuestro; da fruto, su hoja no cae, y todo lo que hace;  prosperará.

Déjeme decirle que no va a prosperarle todo;   si no vive alineado a la Palabra de Dios.  No importa cuántas veces venga a la Iglesia, cuantas almas se salven por su medio,  cuanto conozca usted de Biblia o cuantos dones tenga.

No le va a salir bien la cosa si no determina alinearse.  Más si se alinea y vive así, tal vez de la noche a  la mañana no vea  nada de cambio en su vida,  pero viene en cualquier momento y todo me será prosperado porque así está escrito y lo que Él dice es.

Ejemplo: Y cuando se encuentre en el camino con la gente que lo conoce y le pregunte:   “¿Y cómo le va?”    ¡Bien!     “¿Y cómo está la familia?”      ¡Bien!   “¿Y cómo va aquel asunto?”    ¡Bien!   “¿Y aquel diagnóstico, está bien?”  ¡Si, bien a Dios gracias!

¿Y, saben porque  les digo esto?

¡Porque  así  se habla!   Porque ya entramos en  la dimensión de la eternidad,   todo se te va a ir evidenciando en rejuvenecimiento, vigor, fortaleza,  así lo dice la Palabra de Dios y si usted dice que lo cree; debe decretarlo siempre,       no a veces, no dependiendo de lo que pase o no pase a su alrededor.

¿Pero hermana,  por qué hay que decirlo?

Porque Dios no opera sino encuentra en nosotros fe.  Pero cuando Él ve fe, la escucha; espérese y verá todo lo que le va a empezar a suceder.  Nada será imposible.  Iglesia después de que un hueso se convirtió en todo un ejército como escrito está; yo le creo a Dios que todo lo que no tiene  oportunidad; si la tendrá; siempre y cuando yo pueda verlo y creerlo antes de manifestarse.

Sigamos encontrando cosas relevantemente necesarias para nuestra vida:   tiene que cambiar pero radicalmente su manera de pensar.  Esto lo vamos a lograr progresivamente.  Ya con todo lo que hasta aquí les he dicho, pueden irse a potenciarlo todo, en términos de fe, de declaratorias.

A Israel entonces la tenemos a esta altura del pasaje totalmente devastada,   sin visión, sin liderazgo; todo porque hubo un mal testimonio.

Si aplicamos al lado de este pasaje a II Crónicas 7: 14,  donde Él nos dice: “Si mi pueblo”, no el pueblo de afuera;  “sino mi pueblo sobre el cual Mi Nombre es invocado; se humilla, se convierte, pide perdón por sus pecados; entonces, le sano la tierra.   Es a mi pueblo al que demando alinearse”.

Elí no se alineó, dejó de invocar su nombre, por ende no podía humillarse y menos arrepentirse; dejó pasar mucho tiempo en este pecado, por tanto toda la nación perdió la fe en todo lo espiritual.  Qué horror  esto.  Lo que nosotros podemos o no afectar a la tierra.

¿Qué podía decir la gente de ellos, de los  que decían ser hijos de Dios?   ¿Esos son los tales ungidos de Dios,  esos, así como caminan, así como se comportan,  así como viven? Cuando veían a los hijos de Elí.

Si usted dice que es hija,  hijo de Dios,  asegúrese de cómo camina.

Porque se van a encargar los costarricenses y demás de decir:

  • ¿Así son los cristianos?
  • ¿Así son los que se dicen hijos de Dios?
  • ¿Así es cómo reaccionan cuando yo les majo un callo?
  • ¿Así trabajan, así se comportan….entonces cuál es la diferencia entre ellos y nosotros?
  • ¿Así reaccionan cuándo pierden un trabajo, así se comportan cuando les dan un mal diagnostico medico?

Así llenos de miedos, de quejas, de dudas?  “No hay diferencia a nosotros dirán”.

Esto no puede seguir siendo parte de la naturaleza de nosotros la Iglesia del Señor.

Hay una generación joven que se está levantando y le está  creyendo a Dios en este disparate.

Lo que siguió pasando en Israel, pero le recuerdo que se centre en usted,  su casa, su nación, por sobre todo; esto pasa y pasará tanto a nivel micro  como a nivel macro:

Cuando perdemos nuestro sacerdocio, cuando deshonramos la investidura  que Él nos ha dado como representantes suyos en la tierra  para determinar el curso de nuestra vida, ocho  puntos  que se presentaron en la nación de Israel,  se pueden de fijo presentarse en nuestras vidas:

  1. Los Cielos se Cierran. Nada sucede bien. Todo se trastorna.
  2. No hubo Discernimiento.

Discernimiento es la habilidad que tengo de reconocer entre el bien del mal.

En este momento hay demasiada gente en la Iglesia del Señor que no tiene discernimiento.  Solo piensa que lo que está pasando en Costa Rica es para su mal.

En este momento hay gente en las congregaciones recibiendo cartas de despido y por falta de discernimiento no se dan cuenta de que eso no es un mal  sino un bien.

En estos momentos que vivimos hay mucha gente que no sabe  que las cosas en que creemos tener nuestra seguridad, están estorbando nuestros ojos espirituales para saber la grandeza del Dios que tenemos.

Si nosotros nos enfocáramos no en lo natural sino en lo que  Él nos dice:    que todo, todo lo bueno viene del Padre de las luces y es bueno, usted no temblaría como lo hace.  Solo asegurase de ser hija, porque viene del Padre.

Dios se disgustó por las acciones de sus representantes. Por eso estaban en oscuridad de pensamiento y de acciones.

  1. Se perdió el temor a Dios.   Esto está presente en la iglesia hoy.  Un alto porcentaje de la gente en la iglesia conoce muy bien lo que tiene que hacer y no le importa no hacerlo.

Pasan por alto lo que Dios quiere que hagan.  Hay más pecados de omisión actualmente que pecados de comisión.   Esto es resultado de la pérdida del temor a Dios.

Cuando usted jovencito o jovencita sabe que no puede tener una relación amorosa con alguien que no está en pacto con el Dios con quien usted vive en pacto y por ende esa relación no tiene aprobación del cielo y aun así,  se pregunta: “Si Dios estará o no de acuerdo”, usted se perdió de que  la Palabra le dice que usted es luz y lo demás tinieblas.

La única relación que se debe tener con la gente que vive en tinieblas es para salvarlos y traerlos a la Luz.  Cumplir el propósito de Dios en ellos es la única relación que podemos tener con ellos.  Pero no, para emparentarnos.

Esto le será familiar: Si yo sé que no se hace esto y aquello, pero lo hago, argumentando que soy humano;  solo Dios es perfecto….  “Lo que hago no es pena de cárcel, no es algo inmoral…”  Sí, pero no se hace.    Cuando se pierde el temor a Dios, estamos claros que se produce un alejamiento de Dios a  nosotros, y eso pasó en Israel.

4  Dios dejó de Hablar. Dios dejó de hablarle a Israel, cuando Dios es Dios y Señor de un pueblo, le habla a su pueblo, cuando Él es Dios de una persona le habla a esa persona, cuando Dios es Dios de una familia le habla a esa familia.

Ellos deben ir descubriendo por la relación que tienen con Él, la agenda que su Dios tiene para ellos.   Si usted, mujer casada esta ya embarazada,  su deber es ya por relación con su Padre  recibir la agenda que Dios tiene para su bebe aun no nacido.

Esta es la forma en que Dios opera.   Dios se hace dueño de su persona, de sus espermatozoides, de tus generaciones, porque son de Él.

Cuando usted oye que Dios va a desatar los lomos de reyes, está hablando de usted y de mí.   Sus generaciones tienen que ser para Él y de Él.

Al dejar Dios de hablarles,  se produce un apagón, una desconexión entre lo Sobrenatural y lo natural.

5.   Perdieron la Visión.

Estoy dando por hecho que ustedes conocen los pasajes desde los primeros capítulos de I de Samuel.

Dice la Palabra que No había en Israel visión con frecuencia.     Es decir  no tienen ni idea de qué hace y qué va a hacer Dios en este tiempo.  Esto es lo peor que le puede pasar tanto a un hijo como a una familia de Dios.  No tener conocimiento de qué irá a hacer Dios con nosotros, o qué es lo que está haciendo Dios con nosotros.

Yo se algo a cerca del lugar donde Él me ha puesto. Sé que Dios está procesándonos. Nos está haciendo pasar por circunstancias  teledirigidas, como misiles celestiales para que  todo aquello  que puede ser conmovido,  se caiga; formando un pueblo de fe  que no viendo; vea.

Que no oyendo nada, oiga y sepa que Dios está haciendo algo de gran valor permanente.   Porque el Señor dijo que nosotros no lo elegimos a Él, sino Él a nosotros nos escogió.  Nos puso a llevar fruto,  mucho fruto y que este permanezca.

El hijo de Dios tiene que saber verdaderamente que está marcado para que su fruto le permanezca, de tal manera que si lo pierde hoy, no lo perdió  rotundamente, lo va a recuperar  inflado.

Entonces los temores van siendo quitados de nuestro corazón y toma lugar la certeza, la expectativa del Señor dentro de nosotros.   Y se da inicio a un murmullo en nosotros: Yo sé, yo sé  que mi Dios hará y está haciendo.  Ya nos será un Yo sé, porque hay que decirlo, sino un Yo se tan convincente Iglesia; que no queda lugar ni para la duda ni para el temor.

No se enfoque en el envoltorio de las circunstancias,  enfóquese en lo que Dios dice, le ha dicho, le ha venido preparando y actué.

No había visión con frecuencia nos dice el pasaje. Si usted es un buscador grande de Dios, arranque desde ya.  Dígale: “Papito, envíame tu agenda para mi vida.  Mándame el correo donde me digas lo que estás haciendo y vas a hacer con mi vida papito mío,  tú mismo me autorizas a mandarte  a que me digas los tiempos por venir,  pregúntame  a cerca de tus hijos, tú me lo dices, así  mismo te estoy pidiendo la agenda para mi vida,  para mi casa, para mi país papito mío y te lo estoy pidiendo y tú me lo dirás de mi ser entero”

6. El liderazgo se seca  cuando se cierran los cielos.

¿Sabe cómo ver cuando un líder está seco?  Esa persona o personas  saben la Palabra,  tienen todo tipo de conocimientos, títulos si se quiere,  de todo te hablan bien y saben mucho;  pero cuando están predicando la Palabra al pueblo no pueden contextualizar la Palabra   y traer un mensaje para hoy y lleno de unción.

Esta es la verdad absoluta y eterna.  Pero la ciencia de esto es poder sacar una verdad presente  de la verdad  eterna para que el pueblo no se muera de sed.

Eli estaba allí, adormecido,  engordando, cansado y más vejo que nunca.  No viejo por años sino viejo de condición.  En este momento hay tanta gente vieja de condición que de años ya están pensando en pensionarse como ministros de Iglesia.

Liderazgo se seca porque no tiene la habilidad para contextualizar este mensaje eterno para el hoy, para nuestros días.   Es decir, su predicación no tiene aplicación en la vida diaria.   Entonces usted se la pasa oyendo a Bartimeo, y no sabe de qué le sirve a usted hoy.  Y así con todo lo demás.    Pero los teólogos dicen que es que interpretamos Las Escrituras.  No es solo interpretación, es revelación Iglesia. Ojos proféticos que debemos tener más y más, es lo que nos es también necesario.

Revelación Iglesia para ver lo que no nos ha sido revelado en la Palabra.  Revelación para decirle a usted y a las gentes lo que ésta verdad absoluta y eterna te pude dar.

7. La Unción  se agotó.

Cuando se te cierran los cielos vas por costumbre a la oración,  pero experimentas sequedad  y vacío.  La unción Iglesia se agota.  La lámpara allí estaba a punto de apagarse.  El aceite de la lámpara se estaba ya acabando,  la luz de la revelación estaba por extinguirse.

Usted puede tener visión 20/20  pero en un cuarto oscuro  no le sirve de nada.  Necesita un foco.  Porque su problema no es que se quedó ciego, es que se ha metido en un lugar  donde la oscuridad reina.   El Señor dice que nosotros estamos en un lugar oscuro y que la Palabra, por supuesto que la revelada, tiene que alumbrar en ese lugar oscuro.

¿Qué es lo que a mí me va a alumbrar?  ¿Leerme el periódico?   Peor aún.  ¿Qué me va a alumbrar el día?  Por supuesto que la Palabra.

¿Qué es lo que primero hace y lee?  Esa es su respuesta. Muchos se despiertan no desesperados por leer la Biblia; no.  Se levantan y prenden la televisión,  ahora Internet.   Se ministran  así  para tener un día más.  Un día sin fruto, un día común, un día pésimo.

8.  El interés por Su Presencia se pierde.

Esto es correlación a cielos cerrados. A falta de temor a Dios,  a falta de discernimiento. Y en vez de consagrarse con más ímpetu; se desconsagran aún más. Y allí,  los Filisteos invadieron a Israel.

El enemigo solo está esperando que usted se desconsagre día con día,  que esté en el  día cuarenta de su ayudo,  el enemigo se espera que usted llegue al punto donde ya no tiene nada más de Dios.

Satanás llegó hasta el día cuarenta a tentar al Señor en el desierto.  Nunca llegó antes.   Llegó en el momento de mayor necesidad de Jesús; cuando el enemigo creyó que podía con solo un soplo  vencerlo.  Lo vio Vulnerable, débil pensó,  como no lo sabe todo; no vio que este hombre no vivía de lo natural sino de lo Sobrenatural ante todo.

Posiblemente te esté pasando.  En este momento no hay respuesta a nada, no hay vislumbres siquiera en el horizonte de tu vida;  dices: “No sale para nada el sol en mi vida  y ya va mucho tiempo en esto Señor, ni antes ni ahora he sido satisfecha Padre Mío y ya voy por el día cuarenta;  ayúdame porque estoy a punto de devolverme”.

Entonces te digo: Allí llega el diablo.  Allí hace su entrada para que hagas la decisión y te dice: “Ríndete.  Esto no funciona para vos”.

Pero si eres una persona del espíritu dirás: “No he visto nada.   El punto  es que tengo una palabra.  Tengo una palabra y es tuya  Padre, una palabra de Aquel que no falla”

Entonces no hay desencanto, no hay frustración, no hay desesperanza, no hay quejas, no hay porqués.   ¡Hay expectativa!, Hay fe, Hay esperanza, hay nuevas fuerzas, hay visión y hay absoluta certeza.

LATEST WORK
Suscribete
Mantente al día, con nuevos artículos y noticias.
OUR CLIENTS
A %d blogueros les gusta esto: