Home / Decreto Profético sobre la iniquidad, maldad y pecado

  • Profetizo que las mujeres dejarán de ser quebradizas y endebles; y que la debilidad, el encorvamiento y las mentiras de las tinieblas; salen de todo su sistema; para vivir una vida de victoria y constante crecimiento en Dios, a causa de su obediencia y sometimiento al Espíritu Santo, para experimentar la plenitud del Reino de Su Padre Celestial en Cristo Jesús.
  • Profetizo que toda enfermedad, dolor y padecimiento físico ancestral; dejan libres estos cuerpos, y toda secuela de lloro, lamento y tristeza en el Nombre de Jesús; decretamos que comenzarán a experimentar alegría, el contentamiento y el deleite en Cristo Jesús por su Obra Redentora.
  • Decretamos que hoy quedan libres de todo cepo, raíz ancestral y engañosa del enemigo.  Quedan libres de pensamientos y actitudes nocivas y se levantan como las Déboras de Dios para guerrear y luchar por sus vidas, sus casas y generaciones, en el Nombre de Jesús.
  • Declaro, que cada una de las mujeres han sido impartidas con el conocimiento de la Palabra, para Libertad, acerca de la iniquidad, la maldad y el pecado.
  • Declaro que comenzarán a “poner por obra ese conocimiento”, para levantarse en el Poder del Espíritu Santo; que levantó a Jesucristo de la muerte; PARA LEVANTARSE DE TODA MUERTE ANCESTRAL EN TODOS SUS SISTEMAS FÍSICOS VITALES Y ESPIRITUALES EN EL NOMBRE DE JESÚS.
  • Profetizo que les invadirá la vida, el Poder y la Restauración del cielo en su totalidad, a nivel mental emocional y espiritual en el Nombre de Jesús.
  • Declaro que las mujeres a partir de hoy serán libres de todo pasado ancestral en cuanto a iniquidad, maldad y pecado; recuerdos, emociones, sentimientos y actitudes de Independencia de Dios que han tenido hasta hoy. Son libres para rehacer sus vidas en la Verdad de la Palabra de Dios que dice Isaías 58:11-12: “Que Jehová las pastoreará siempre, que en las sequías (como pruebas o circunstancias que enfrenten), les saciará su alma y les dará vigor a sus huesos para ir en pos del propósito de Dios, de bien, paz y de contentamiento y se convertirán en huertos de riego y serán Manantiales de agua viva, cuyas aguas nunca les faltarán.
  • Decreto que Ellas y sus generaciones serán edificadores de las ruinas antiguas a través de la Palabra de Dios; levantarán nuevos cimientos a través de los principios de la Palabra de Verdad en Cristo Jesús; para REPARAR Y RESTAURAR CAMINOS PARA HABITAR EN LA PAZ, EN GOZO Y CONTENTAMIENTO DE LA JUSTICIA EN DIOS, y experimentando la realidad del Reino de Dios para manifestar los frutos y obtener la TOTAL PLENITUD EN DIOS.
  • Bendigo a cada una de las mujeres, con la bendición que Dios dio a Moisés: Con que debíamos bendecir a su pueblo: (Números 6:22-27): “JEHOVÁ TE BENDIGA Y TE GUARDE; JEHOVÁ HAGA RESPLANDECER SU ROSTRO SOBRE TI, Y TENGA DE TI MISERICORDIA; JEHOVÁ ALCE SOBRE TI SU ROSTRO, Y PONGA EN TI PAZ”
  • “Y PONDRÁN MI NOMBRE SOBRE LOS HIJOS DE ISRAEL, Y YO LOS BENDECIRÉ”

AMÉN.

LATEST WORK
Suscribete
Mantente al día, con nuevos artículos y noticias.
OUR CLIENTS