Home / El propósito de la existencia de los Profetas #1

El Primer propósito:

Comunicación de Dios con la iglesia.

Los profetas de oficio son el primer método que Dios empleó de comunicación con Él.

Era tan necesaria esta función desde el punto de vista de Dios, que fue derramada sobre todos los patriarcas.

Todos los patriarcas que vemos en el Antiguo Testamento, poseían la unción profética de oficio.

Entonces continuamente Dios habló con ellos a través de lo que nosotros hoy conocemos como profecía.

La profecía era la voz de Dios viniendo a los patriarcas y a cada uno de ellos el Señor le señaló, cuál era su plan específico para que ellos desempeñaran en cada caso.

Por ejemplo nos encontramos con un Noé; a la altura del capítulo 6 donde Dios le hace oír su voz y le comunica que viene un diluvio, y que nadie va a escapar, que los únicos que pueden sobrevivir a esto serían los que entren en un arca.

Él no sabe lo que es un arca entonces Dios le da todo el diseño de cómo construir un arca sin haberla visto.  Todo esto viene por voz profética.

¿Por qué?

  • Porque la unción profética estaba sobre el patriarca Noé. Cuando él construye el arca, entonces la palabra de Dios se cumple para destrucción de los que no oyeron el llamado, la invitación a entrar en el arca y se cumple también para preservación de la vida de los que oyeron la voz de Dios y entraron en el arca.

Cuando vemos a Abraham, nos damos cuenta que Dios le habla a Abraham, ya que sobre este patriarca hay unción profética.

La voz de Dios viene para darle a conocer sus planes y le dice “Abraham tú vas a ser el padre de multitudes, yo me propongo levantar una nación completa con un sistema de gobierno con una clase de bendición, de protección y prosperidad tal que llame la atención a todas las naciones del mundo. Y a través de ese modelo que será esa nación, todas las naciones me conozcan a mí que soy el Dios de toda la tierra y vengan a mi”; ese era el plan y le fue revelado a Abraham.

Más adelante Dios habla a Moisés, la unción profética viene sobre el patriarca Moisés y le dice: “Tengo un pueblo en la tierra de Egipto cuatrocientos treinta años en esclavitud y yo te voy a enseñar como liberarlo”.

Si nos damos cuenta, la palabra profética vino en cada uno de los casos para dar una asignación diferente, para eso existen los profetas hoy en día también.

Entonces a Moisés no le dijo como construir un arca sino cómo hacer para traer la liberación de todo un pueblo y lo consiguió.

Más adelante cuando el pueblo se encuentra en el desierto y va camino a la tierra prometida Dios vuelve a hablar con Moisés y le dice como construir un tabernáculo que garantice que la presencia de Dios vaya con ellos; y por eso estén ellos protegidos hasta llegar a su destino final.

¿Para qué existen entonces los profetas?

  • Para recibir los diseños de Dios, para recibir el plan de Dios, estrategias de Dios, y de esa manera cumplir con un plan específico que Dios tiene dentro de su magno plan.

Segundo propósito:

Para la existencia de los profetas es, que los profetas siempre van a participar en todos los planes de Dios y es su cumplimento.

El Señor revela sus planes a sus santos los profetas, eso lo encuentra usted en Amos capítulo 3;  también en Jeremías dice que el Señor revela sus secretos a sus ciervos los profetas.

Cuando usted va a Daniel capítulo 2 los últimos versículos, Daniel el profeta dice: que Dios le revela lo escondido y los misterios eternos a sus santos los profetas.

Entonces el propósito para la existencia de los profetas en nuestros días es que Dios quiere darnos a conocer sus secretos y sus misterios eternos, y lo  va a hacer a través de ellos.

Tercer propósito:

Los profetas fueron un ministerio clave en la fundación de la iglesia.

Cuando leemos el libro de los Hechos nos damos cuenta que los profetas participaron activamente y participaron esencialmente en la fundación de la iglesia.

¿Cómo lo hacían?

Dando instrucciones a través del hecho de que eran portadores de la voz Divina.

Ellos decían qué hacer y cómo hacerlo.

Durante todos los años de formación que la iglesia tuvo.

Uno de los ejemplos que tenemos muy fresco es el de la iglesia pujante de los gentiles en Antioquia, y eso está en Hechos capítulo 13 los tres primeros versículos. Dice la palabra que había un equipo conformado por maestros y profetas ellos continuamente estaban orando y adorando; eso es lo que significa en la Biblia ministrando al Señor, dice la palabra que estando ellos en ayuno, probablemente adorando y orando, ministrando al Señor.

Dice “El Espíritu Santo habló”

¿Cómo hablo?

A través de un profeta. Entonces dijo: “Aparten a Saulo y Bernabé para la obra que yo les he encomendado del ministerio”; así entonces los profetas trabajaron en los primeros años de formación de la iglesia como piezas fundamentales. En las cartas de Pablo aparecen como fundamento los profetas.

Cuarto propósito:

Entender que los profetas han sido siempre la voz de Dios para traer arrepentimiento.

Imagínese que tan oportuna es la función del profeta en la iglesia de hoy; porque están siempre siendo movidos por Dios para traer el arrepentimiento; no solamente el arrepentimiento, pero también la reforma; no solo la reforma sino también la restauración.

Son tres fases de la obra del Señor. Cuando nos hemos salido del plan de Dios se requiere:

  1. Arrepentimiento
  2. Entrar en una reforma.
  3. Entrar en una restauración que consiste en poner lo que ha sido dado como reforma por obra; aplicarlo.

Eso lo vamos a encontrar más claramente en Amos 3:7/Efesios 2:19: Los profetas son usados para traer arrepentimiento, implantar una reforma y restaurar; volver al pueblo al camino de Dios al camino antiguo, volverlo al plan a su destino profético.

Quinto propósito:

Los profetas son una pieza necesaria para que junto con los restantes dones de la ascensión, es decir: pastores, evangelistas, maestros y apóstoles; el cuerpo de Cristo sea llevado a la maduración.

La iglesia del Señor no ha madurado porque ha sido dirigida solo por pastores.

El ideal de Dios y el diseño de Dios es que una iglesia tenga los cinco ministerios.

Vamos a lograr según cada ministerio darle una maduración y una preparación, capacitación en un área definida y diferente cada uno de los dones de ascensión.

Hoy en día el Señor está haciendo la maravilla de hacer emerger dentro de la iglesia local, personas que son llamadas al ministerio apostólico, personas que son llamadas al ministerio profético;  entonces ya tenemos además de pastores otros ministerios. Están emergiendo los maestros con una función muy específica de enriquecer al pueblo, de nutrirlo para que se fortalezca y crezca. Y también la función evangelista, que le corresponde mantener la llama del evangelio, el deseo de la testificación, el agradecimiento por lo que el Señor hizo en la cruz al pueblo, sin dejar que lo olvide y la comisión de ir a alcanzar a aquellos para que la sangre de Cristo no sea en vano.

Sexto propósito:

Son usados por Dios para liberar juicios.

Nosotros sabemos que detrás de muchos movimientos están los movimientos del enemigo.

El profeta es uno de los dones que más ve en el mundo espiritual.

¿Por qué?

Porque es un don de revelación, un don de ojos abiertos al mundo espiritual justamente.

Entonces detrás de ciertos movimientos y ciertas acciones aparentemente naturales y materiales, los profetas pueden ver la operación diabólica y también la intención.

Esto lo podemos ilustrar, entre muchos otros ejemplos, cuando Eliseo avisaba prontamente, a tiempo, lo que estaba planeando el rey enemigo contra Israel e iba entonces a avisar, mandaba a avisar al rey: “No vayas por ese lugar, o el enemigo viene por tal lugar.”

De tal manera que permitía que Israel pudiera evadirlo, evitar una confrontación cuando no estaban listos para ello.

En un momento dado fue tal la forma en que recibía la revelación; tan clara y tan precisa de lo que el enemigo quería hacer contra Israel, que el mismo enemigo considero que tenía entre los suyos a un traidor.

Esto nos deja a nosotros una semblanza de la capacidad de revelación que tiene un oficio profético dentro de la iglesia del Señor.

Si nosotros vemos lo que se está moviendo contra la ciudad, si el oficio profético ve lo que se está moviendo contra la cuidad, ¿cuál es el ardid del enemigo contra la ciudad?;  lo puede revelar podemos reunirnos en intercesión y guerra y podemos emitir juicio contra lo que está contra la ciudad.

Si nosotros podemos ver en el mundo espiritual cuáles son los ardides diabólicos y quienes lo están promoviendo para destruir parejas, para desintegrar a la familia o bien para traer ruina a los miembros del cuerpo de Cristo; entonces podemos reunirnos, preparar una reunión de intercesión y de guerra espiritual y soltar juicios sobre aquello que se está moviendo y decretar en contra de aquello.

Por esa razón una de esas labores que tiene el ministerio profético es que son usados para liberar juicios.

Séptimo propósito:

Son especialmente apreciados por Dios.

Los profetas verdaderos son gente de comunión íntima con Dios.

Son amigos de Dios.

Ellos saben que obligatoriamente deben estar cerca del corazón de Dios.

Son gente de adoración constante, su vida misma trata de ser una adoración delante de Dios.

Así como nosotros vemos en la iglesia que a una música se le añade hoy una danza interprete para ser más fácil en la comprensión del pueblo que los está viendo, de qué es lo que encierra ese canto así es la vida del profeta; debe de ser la vida del profeta, no las palabras del profeta, no el oficio del profeta.

La vida misma del profeta debe de ser como una interpretación de todo lo que el profeta es delante de Dios.

Entonces Dios los aprecia mucho, Dios les abre el corazón constantemente. Los profetas son gente que viaja hasta el corazón del Dios y lo encuentra abierto.

Dios ama tanto a los profetas que solamente acerca de este oficio dice: “No le hagan daño a mis profetas”; él dice: “No toquen a mis ungidos”; pero dice: “No le hagan daño a mis profetas”, porque las actitudes que tenga el pueblo ante los profetas son determinantes para su prosperidad.

Cuando un profeta esté en un pueblo hay una garantía importante de que ese pueblo prosperará.

Las palabras que he citado están en el Salmo 105:15, Mateo 10:41 y II Crónicas 20:20

Octavo propósito:

La restauración del ministerio del profeta.

Dios quiere que nosotros entendamos que este es el tiempo pertinente para que los profetas sean restaurados, porque el profeta es una señal de los tiempos en que estamos viviendo.

Cuando Juan el Bautista viene a la tierra como profeta, no como hombre, sino como profeta,  él viene en el espíritu de Elías; tal y como Malaquías lo había profetizado más de cuatrocientos años antes.

Cuando él viene es para hacer algo específico.

Lo que le toca a él es preparar el camino para la venida del Mesías.

Entonces la labor de Juan el Bautista, prepara el camino, el Mesías viene y se inicia la era de la iglesia.

Entonces ¿Quién fue Juan en término del cumplimiento de los tiempos para nosotros?

Juan fue una señal de los tiempos.

Cuando Juan aparece como profeta llamando al arrepentimiento, enseñando o re enseñando cuáles son los caminos que a Dios le agradan para que el pueblo vuelva sobre los primeros caminos,  Está él  preparando el lugar para que venga el Mesías, está anunciando con su propio ministerio que detrás de él viene la salvación o viene la visitación.

Hoy entonces al ver cómo empiezan a haber profetas que emergen, que son reconocidos; lo que falta es que esos profetas comiencen a madurar, empiecen a juntarse por la decisión y la dirección de Dios, con otros profetas, formando compañías de profetas.

Cuando escuchamos que ya hay escuelas para el entrenamiento de profetas como es ésta,  estamos viendo que hay un poder detrás de todas estas iniciativas, creando las instancias necesarias para llevar a la madurez y no al error como aconteció hace treinta años, que profetas empezaron a levantarse, nadie los instruyó y comenzaron a traer juicio y vaticinio de terremotos y trayendo una serie de direcciones de casar a uno con el otro; por lo cual los pastores no quisieron saber más nada de profecía, ni siquiera la enseñaron y cuando no se le enseña a un pueblo; el pueblo no puede creer en ello y si no puedes creer en ello entonces la profecía se apaga.

No es que no hay profecía es que el pueblo no cree.

Cuando al pueblo se le enseña de milagros, se activa sobre la enseñanza el poder para los milagro y los milagros comienzan a suceder; de menor a mayor, van en aumento.

Lo que quiero decirle es que toda verdad que es enseñada empieza a ser aplicada empieza a ser creída y empieza a ser manifestada.

Pero si por treinta años no se habló de don profético y mucho menos de oficio profético; pues entonces no había profecía en la iglesia del Señor,  porque la gente dejo de creer en ella.

Hoy entonces para nosotros, entendemos que los profetas levantándose,  las escuelas de profetas abriéndose para entrenar profetas para que hagan una buena ejecución de su oficio y traigan bendición y  no destrucción al cuerpo de Cristo; son una señal como lo fue Juan el Bautista no de la primera, sino de la segunda venida del Señor a la tierra.

Entonces vemos más o menos el orden: los profetas empiezan a brotar para los ochentas, empiezan a ser reconocidos, empiezan a agruparse para ser entrenados en escuelas de profetas; no es conveniente que un profeta ande en su oficio sin tener entrenamiento previo y ese entrenamiento sea avalado por otros profetas mayores.

Y lo otro es que una vez entrenado ese profeta, no debe de operar solo sino que debemos de operar en compañías proféticas o si usted lo quiere en equipos proféticos para salvaguardar la verdad de la que somos depositarios.

Cuando usted ve esto en la arena de la iglesia de nuestros tiempos usted dice: “Bueno apenas se está montando la escenografía para la más increíble manifestación profética que la tierra ha visto”.

Apenas estamos en los preparativos de un gran evento, y siendo que estamos apenas en los preparativos de un gran evento tenemos que tener en mente que ya, estamos siendo bendecidos, porque profetas que están haciendo su labor adecuadamente están trayéndole solidez al pueblo, están trayéndole al pueblo la bendición de la voz de Dios, le están activando verdades que estaban inactivadas para que crean y reciban bendición.

Una de las verdades que se están activando en este tiempo, es la verdad de la prosperidad que Dios quiere para todos y cada uno de sus hijos.

Cuando no se hablaba de prosperidad dentro de la iglesia local parecía ser una virtud ser pobre; y parecía ser una mundanalidad anhelar cosas buenas, y cosas abundantes.

Entonces Dios siempre va a traer de acuerdo a la expectativa tuya.

Si yo le voy trayendo un vasito chiquitito cada día para que el derrame su bendición, siempre llenará el vasito chiquito; pero si vengo con un gran canasto,  Dios me lo va a dar del tamaño de lo que yo le dé.

Porque nos apoyábamos en una única palabra que está en la Biblia que dice, que teniendo comida y abrigo estemos contentos con lo que tenemos.  Pero por un versículo de ese tipo que aparece en toda la Biblia, nos aparecen cantidad de versículos que nos hablan a nosotros, de que Dios quiere prosperarnos, quiere darnos abundantemente, quiere que disfrutemos de la bendición y quiere que tengamos hasta para regalar.

Entonces los profetas están trayendo esa verdad y empieza al pueblo a oír: “Dios quiere que tengamos, Dios nos va a traer la bendición, abre tu corazón y tu espíritu para creer esta verdad, si  crees esta verdad tu fe activará esa verdad en tu vida y entonces Dios te va a poder derramar todas esas bendiciones”.

Ahorita mismo entonces el pueblo lo está empezando a creer, y el empezarlo a creer ya tiene la esperanza de poderlo recibir.

Dios nada más tiene que hacer unos ajustes.

A Josué, Dios le dice: “Entren a la tierra”; pero le dice: “Levántate cruza el Jordán”; pero antes que crucen el Jordán le dice: “Esperen ahí tres días” y en esos tres días algo tenía que pasar.

Ellos estaban en una espera, cuando ya es el tercer día Dios le dice a Josué: “Dile a mi pueblo que se santifique, porque así mañana verán entre ustedes maravillas”.

Entonces Dios ahorita mismo ya lanzo una verdad, una primicia de bendición: Dios va a prosperar a su pueblo.

Es un tiempo donde el pueblo va a prosperar como nunca lo ha visto, pero entonces qué estamos; yo diría que estamos ahorita en el tercer día de Josué,  “Santifíquese todo el pueblo porque Dios hará entre vosotros maravillas”.

Estamos en la fase de  santificación como preparativo para que Dios derrame su bendición. Después de ese día Dios les entregó  la tierra, después de ese día Dios nos entregará la tierra también.

Entonces este último propósito que he señalado tiene que ver con que los profetas, hoy surgen como una señal del tiempo final, anunciando que el Señor está pronto en su retorno.  Y de igual manera que Juan el Bautista ya no un profeta, sino compañías de profetas bajo el espíritu de Elías; van a estar preparando la novia para decirle: “Ven Señor Jesús”.

Entonces este es un tiempo en que los profetas están aquí como estuvo Egai; tipo del Espíritu Santo, al lado de Esther;  ataviando  a Esther para ser la elegida del Rey.

Estos son tiempos en que los profetas trabajarán ataviando a la iglesia, para ver entonces como se cumple; que la iglesia será presentada delante del Señor, sin mancha, sin arruga, resplandeciente, impecable, digna de la grandeza de su amado.

Entonces vamos a decir que así como Juan el Bautista prepara el camino para que venga el Mesías, inaugurándose la era de la iglesia; hoy compañías de profetas, son preparadores de la novia, inaugurando ya la era del reino donde la iglesia ya sabe por revelación, no solo que es sacerdote, sino que es rey y entra en autoridad para arrebatar, todo lo que del reino le pertenece. Todo esto es preparativo para la segunda venida del Señor.

Entonces si nosotros vamos a Hechos 3:21; se nos habla diciendo: “A quien de cierto, hablando de Jesucristo; es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”.

Dice entonces, ¿Qué?

  • Que hay un tiempo donde todas las cosas van a ser restauradas, esto lo señalan los santos profetas desde tiempo antiguo.

Una función vital de los profetas, es la restauración de lo que en la escritura se encuentra que no se ha cumplido aún.

Dice que el cielo está sosteniendo a Jesucristo, porque está esperando que se opere la restauración de todas las cosas.

Si usted lee la escritura se da cuenta que hay cosas que ya se cumplieron pero hay cosas que no se han cumplido. La actividad profética de este tiempo, si usted quiere decir que es una actividad profética exagerada, es precisamente porque debe traer a cumplimiento las cosas que no se han cumplido.

¿Cuál es el mecanismo?

El mecanismo que Dios emplea para que las cosas vengan a cumplimiento; es parar  a alguien con palabra y con sustancia que suelte la Palabra para que el cumplimiento pueda venir.

Entonces podemos hablar de un Isaías que pudo haber hablado ochocientos años antes, de que un niño nos es nacido.

Él soltó la palabra con sustancia y más o menos ochocientos años después, aparece Jesús naciendo; el niño que nos era nacido; ochocientos años; pero ya ahora los tiempos se han acortado, ya ahora estamos viviendo un tiempo de aceleración donde el cumplimiento de las cosas va a ser muy pero muy seguido.

Si usted lee la historia, la reseña de todas las restauraciones que se han operado desde Martin Lutero, se va a dar cuenta de que antes una verdad se restauraba y otra verdad venía a restaurarse cien años después y otra venía a restaurarse cien años después; ahora desde los setentas viene restaurándose bautismo en lenguas.

En los ochentas ya está guerra espiritual, intercesión y mover profético.

En los noventas ya está la restauración de los apóstoles que no había por alrededor de mil ochocientos años.

Por ejemplo del estamos, 2005 al 2010 fue  la época profética del crecimiento de la iglesia numéricamente.

Entonces vamos a ver las iglesias creciendo numéricamente de una manera desaforada, de una manera sin control y entonces van a entrar todo tipo de peces en las redes; y van a entrar soberanamente por un acto, valga la redundancia;  de soberanía de Dios, van a entrar a las redes peces políticos, peces adinerados, peces intelectuales, peces artistas, peces sabios de la tierra, peces pensadores, peces poéticos; todo tipo de peces van a entrar a esas redes.

Entonces la iglesia va a ser nutrida por todo tipo de elementos para formarla y colocarla en su propósito profético.

De tal manera que no le faltará nada a la iglesia.

Son tiempos de mucha bonanza para la iglesia del Señor, por esa razón es que Dios está llamando a la iglesia a consagrarse y a tener identidad como iglesia. Porque la iglesia ya entró en una fase donde deja de ser la cenicienta del mundo, para convertirse en una princesa, que está preparándose para ser la novia del cordero y la elegida.

¿Qué es lo que los profetas van a hacer en este particular?

Van a revelar lo que falta por cumplirse, van a aplicar esa palabra sobre la nada, para que el cumplimiento venga.

La palabra que ellos  sueltan obviamente va a ser primeramente revelada por Dios;  porque ellos son los que van a recibir la iluminación: “Ya es la hora, ya es pertinente que suelten esta palabra” y al soltar la Palabra sobre la nada se activará la creación de esa palabra.

Entonces, ¿qué sucede por soltar la palabra?

Esa verdad es restaurada y se establece en la tierra, comienza a funcionar.

La iglesia en su estado natural está quedando atrás, la iglesia en esta  época va a dejar de ser natural, va a dejar de ser una iglesia  que ve lo tiene frente a su nariz.  Va a ser una iglesia que se convierte en espiritual, una iglesia que siempre está con una expectativa de todo lo sobrenatural y por esa razón; la iglesia va a poder ser introducida a lo que conocemos bajo el nombre del mover del Reino de Dios.

La gente que va a nacer de nuevo en estos días,  va a pasar algo,  no necesitará de todo lo que nosotros pasamos, entonces va a ir en directo,  va a nacer hoy en Cristo, pero no va a pasar veinte años siendo cristiano, sin saber qué le toca; sino que va a nacer hoy en Cristo y sabrá ese mismo día que es un hijo de Reino, que tiene toda autoridad sobre las fuerzas del diablo, que es el Señor el que tiene las llaves, que ya el Señor venció al enemigo; que tiene que levantarse en el poder, en la autoridad y en la unción del Cristo de la gloria.

Va a entrar entonces directo al Reino y no a una incubadora cristiana en la que nosotros estuvimos por tanto tiempo, donde se nos decía es que “no es su tiempo, espere el tiempo de Dios, siga esperando” y nos volvimos viejos y no hicimos nada…no.

Entonces ahí es donde viene también para nosotros la restitución de Joel, prometida por Joel, porque él lo primero que dice es que va a restituir el trigo, el vino, el aceite pero lo primero que te restituye son los años.

Entonces en aquellos años donde fuiste estéril, donde fuiste infértil, donde no hiciste nada si no hiciste nada;  esos años Dios te los va a devolver es decir vas a hacer en un año lo que no hiciste en veinte, eso es lo que Dios quiere que nosotros entendamos.

Entonces quedamos en que la iglesia, va a ir dejando de ser natural , carnal, humana; porque es muy humanista la iglesia de hoy; y va a entrar en ese proceso espiritual, con expectativas sobrenaturales, con una mentalidad de Reino; así entonces parirá los hijos y los hijos van a nacer en el Reino.

Se van a haber ahorrado el proceso por el que pasamos, y nacerán entonces en la plenitud de la restauración cada uno de los que nazcan ahora.

Porque nosotros supimos que había un pastor cuando nacimos, pero los que nazcan hoy saben que es normal en la iglesia que hayan profetas, que haya profecía que Dios les hable directo que ellos mismos pueden percibir la voz de Dios desde el primer día de nacidos, que hay apóstoles que son los padres de la iglesia, que el pastor le da asistencia, que el maestro le da enseñanza y lo enriquece para que se desarrolle y crezca más rápidamente.

Van a nacer con la plenitud de todo, por esa razón nosotros vamos a ver gente recién nacida en el Reino que va a tener células y las células se le van a multiplicar, van a ser ganadores de almas impresionantes porque tienen un poder para testificar nuevo en el primer amor.

De tal manera que usted va a encontrar gente…yo creo que yo fui llamada prematuramente y que yo soy un racimito de las uvas de Escol de veintiocho años atrás;  porque con un año de convertida ya yo servía. Y con dos años de convertida,  ya entré en el cumplimiento del propósito de Dios para mi vida.  Ahorita mismo ya yo tengo para la edad que tengo una experiencia grande.

Así va a pasar con la gente de hoy, nace hoy y por la acción de los profetas va a saber cuál es su propósito; desde muy pequeño en Dios y va a poder entrar, así fresquito y nuevito sin haber pasado por diferentes lugares ni recibir las malas manías que recibimos nosotros de todos los demás cristianos, van a ser enseñados directo por el Señor.

Oración final

Eterno Dios y Padre Celestial, bendecimos Señor tu nombre, bendecimos éste tiempo, bendecimos tu misericordia que nos ha permitido estar en este tiempo.

Gracias mi Dios porque tu harás que nosotros no solamente creamos en este tiempo sino que veamos este tiempo y que estemos en medio del cumplimiento de este tiempo, para ratificarlo y nuestros corazones serán confirmados.

Gracias Señor por lo que le espera a la iglesia a causa de la restauración de tus siervos los profetas,  gracias Señor por los profetas que ordenadamente y temerosos de Dios, amando tu obra y la misión que en privilegio tu les encomendaste; se llegan a tu corazón, son cercanos a ti reposan como Juan siempre frente a tu pecho, por lo cual tu les abres el corazón.

 

Haz de los profetas de éste tiempo profetas de experiencia y profetas emergentes, jóvenes profetas y profetas maduros hombres y mujeres que tiemblen ante tu Palabra Señor, que no sean impulsivos, que no impongan sus manos con ligereza, que no suelten llamados que no les indicaste, que no actúen bajo suposición, sino bajo dirección y revelación e inspiración divina es nuestro clamor y oración en Cristo Jesús.

LATEST WORK
Suscribete
Mantente al día, con nuevos artículos y noticias.
OUR CLIENTS